Arq. Carlos Arturo CIRO BASTO
Catedrático – Consultor Ordenamiento Territorial

Aunque el expediente Municipal, ha sido definido de muchas maneras, lo cierto del caso es que se trata de una herramienta técnica que sirve para tomar decisiones relacionados con la planeación y el ordenamiento territorial; también se puede definir como un conjunto de elementos orientados a obtener datos e información específica de un territorio; finalmente se puede decir que esta herramienta le permite optimizar al Municipio, el proceso de la planeación y el ordenamiento territorial, facilitando la toma de decisiones para la revisión y ajuste del plan o esquema de ordenamiento territorial.

Ahora bien, este instrumento no es un subproducto del Pot, se trata de un procedimiento técnico para verificar la realidad histórica de un territorio y ver su futuro desarrollo; por lo tanto no hace parte de los documentos que deba ser presentado para las sustentación de una revisión, ajuste o modificación de un POT; mucho menos debe ser materia para concertar con la Autoridad Ambiental.
Por lo anterior los funcionarios de la Autoridad Ambiental, deben leer a su texto lo que indica el parágrafo del artículo 49 de la Ley 1537 de 2012:
“Parágrafo. No hacen parte de los asuntos exclusivamente ambientales las normas urbanísticas, arquitectónicas o estructurales, ni los demás asuntos técnicos o jurídicos no ambientales”.

Pero como dije anteriormente, el expediente no hace parte de los documentos de la revisión y ajuste; mas bien se trata de un instrumento que facilita la construcción del documento de seguimiento y evaluación de un plan o esquema de ordenamiento territorial, cuyo objeto es el de evaluar, monitorear, avisar, prevenir o advertir sobre el ajuste o modificación de un POT.

A decir verdad el documento de seguimiento y evaluación, es un requisito de presentación definido en el artículo 2.2.2.1.2.6.5 del decreto 1077 de 2015, pero no es una decisión que se deba concertar con la Autoridad Ambiental; lo anterior porque Constitucional y legalmente le corresponde al Municipio, planificar su territorio y dictar normas de ordenamiento territorial en su jurisdicción.

Así las cosas, me parece que no le incumbe y atañe a la Autoridad Ambiental, revisar y muchos menos concertar entre otros el Expediente Municipal; de igual manera considero que debe ser respetuosa de las decisiones de los municipios y no debería otorgarse funciones que no son de su competencia

Compartir en Redes
FaceBook  Twitter